El Gobierno griego ha asegurado que hará efectivo el pago de los 450 millones de euros correspondientes al plazo de devolución del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) fijado para este 9 de abril, según indicaron fuentes gubernamentales.

“El pago ha sido programado y se llevará a cabo a lo largo del día de hoy”, confirmó a Reuters un representante del Gobierno griego.

El anuncio de la voluntad de Atenas de pagar ha relajado los costes de financiación de la deuda helena en los mercados secundarios. De este modo, el interés ofrecido por los bonos griegos a diez años bajaba al 11,330% desde el 11,696% del comienzo de la sesión.

Aparte del pago del plazo estipulado para este jueves, Grecia deberá hacer frente también al reembolso de otros 763 millones de euros al FMI el próximo 12 de mayo, así como de más de 2.000 millones a lo largo del mes de junio.

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, viajó a Washington el pasado domingo, donde mantuvo con Christine Lagarde una “discusión informal sobre el plan de reformas de Grecia”. Varoufakis aseguró que el Gobierno del país heleno pretende “cumplir sus obligaciones con todos sus acreedores ‘ad infinitum’ y subrayó el compromiso del Ejecutivo para realizar reformas “profundas” en el país.

ULTIMÁTUM DE LA EUROZONA

Los países de la eurozona han dado un ultimátum de seis días al nuevo Gobierno griego de Syriza para que presente un nuevo plan de reformas revisado, con medidas adicionales en sectores como el mercado laboral o las privatizaciones, como condición para desbloquear un tramo de ayuda urgente del rescate en el próximo Eurogrupo que se celebrará en Riga el 24 de abril, según informa este jueves el diario heleno Kathimerini.

El ultimátum, según recuerda la agencia Europa Press, se planteó el miércoles durante la reunión del grupo de trabajo del Eurogrupo, que reúne a los responsables del Tesoro de los 19 Estados miembros y que prepara los encuentros de los ministros. Los representantes de la troika (la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) informaron allí de que ha habido mejoras en el trabajo técnico en Atenas con las autoridades helenas, pero avisaron de que la brecha para alcanzar un acuerdo incluso ha aumentado.

Los socios europeos tampoco están de acuerdo con el candidato que maneja Syriza para dirigir el fondo de rescate bancario heleno.

Por su parte, el negociador griego informó a sus socios de que Atenas todavía puede cubrir sus necesidades de financiación hasta el 24 de abril y atribuyó las dificultades de las conversaciones técnicas a la falta de datos y expedientes del Gobierno conservador anterior.

Las autoridades helenas presentaron la semana pasada a sus socios de la eurozona un plan de reformas de 26 páginas, centrado sobre todo en la lucha contra el fraude fiscal. Pero la troika considera que sus estimaciones de ingresos son excesivamente optimistas y echa de menos medidas en sectores que considera fundamentales como las pensiones y el mercado laboral.

En juego está el último tramo de 7.200 millones de euros del actual rescate. Atenas espera que el dinero, o al menos una parte de los fondos, se desbloquee como muy tarde en el Eurogrupo del 24 de abril. Pero sus socios ya le han avisado de que no habrá ningún desembolso hasta que no se cierre un acuerdo sobre las reformas. El ultimátum de seis días se explica porque el fin de semana se celebra la Pascua griega y entre el 17 y el 19 de abril tendrá lugar la tradicional reunión de primavera del FMI, que obligará a trasladarse a Washington a todos los miembros de la troika.

 

Margallo quiere obligar a Grecia

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, sostuvo este jueves que las recomendaciones de las instituciones europeas sobre los objetivos de reducción del déficit de los estados miembros de la Unión Europea deberían convertirse en obligaciones, para hacer cumplir así a países como Grecia.

“Grecia tiñe de nubarrones el horizonte de la unión económica y monetaria”, manifestó Margallo en la inauguración del XIV Foro de Diálogo España-Italia, que se celebra en la sede de Fomento del Trabajo en Barcelona.

“Las instituciones comunitarias deben dictar obligaciones en cuanto a la corrección del déficit y en las reformas estructurales”, afirmó el ministro, citado por Europa Press.