El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz , aseguró este miércoles, en un primer momento, las autoridades marroquíes rehusaron “amablemente” la ayuda ofrecida desde para rescatar a los espeleólogos españoles accidentados en Marruecos por entender que podían hacerlo con sus propios medios.

“En un segundo momento ya aceptaron esa oferta y desgraciadamente la persona que estaba herida, que era un inspector jefe de la Policía, había fallecido”, añadió a la prensa durante un acto de la Policía.

“Creo que se puede compartir que ha sido una disfunción porque nunca hubo mala fe ni falta de colaboración por parte de Marruecos. Cuando ya se dieron cuenta de que las circunstancias de la zona hacían dificultoso ese rescate aceptaron la ayuda, pero cuando llegamos allí desgraciadamente era tarde”, reiteró.