La preocupación por el paro y la corrupción aumentó en marzo según refleja el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que un mes más confirma la tendencia al alza del optimismo económico de los españoles, aunque para el 74% la situación económica continúa siendo “mala” o “muy mala”.

La encuesta, hecha pública este martes, se basa en un total de 2.746 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 240 municipios de 50 provincias entre los días 2 y 10 de marzo y tiene un margen de error de más/menos 2%.

En concreto, el desempleo continúa en cabeza de los problemas nacionales y es citado como uno de ellos en el 80,3% de los cuestionarios, subiendo 1,1 puntos con respecto a febrero. También se incrementa la inquietud que generan la corrupción y el fraude, que pasan del 48,5% del mes anterior a un 50,8% de menciones.

El trabajo de campo del estudio coincidió con el anuncio de los datos de paro registrado de aquel mes, el primer febrero de la crisis en el que bajó el desempleo pero que arrojó todavía 4,8 millones de desempleados.

También en esos días se publicaron noticias sobre el ático del todavía presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y sus acusaciones de chantaje por parte de dos comisarios de Policía y el juez Pablo Ruz cerró la instrucción de la primera parte del ‘Caso Gürtel’ sentando en el banquillo a más de 30 exdirigentes del PP, tres tesoreros del partido y a la exministra Ana Mato.

Los demás puestos de la tabla de problemas no experimentan cambios. Así, el tercero siguen siendo los problemas económicos, con un 24,9% de menciones, igual que el mes anterior y tampoco se han movido del 20% las alusiones a la clase política en general que repiten en cuarto lugar.

Sí han disminuido, del 12,1% de febrero a un 11,8%, las menciones a la sanidad, que sigue como quinta preocupación nacional, mientras que los problemas sociales figuran de nuevo los sextos en el ranking con un porcentaje del 10,4%, similar al de mes anterior.

La lista de problemas personales también la lidera, como viene siendo habitual desde el inicio de la crisis, el desempleo con un 45,9%, seguido de los problemas económicos (27,7%), la corrupción y el fraude (14,8%), la sanidad (10,7%), la educación (9,3%) y los políticos en general (7,8%).