Samsung Electronics anunció este martes que su beneficio operativo correspondiente a los tres primeros meses del año alcanzó un total de 5,9 billones de wones (4.960 millones de euros), una cifra un 30,5% inferior a la del mismo periodo de 2014.

No obstante, el resultado operativo del fabricante surcoreano en el primer trimestre de 2015 representa un incremento del 11,3% con respecto al trimestre inmediatamente precedente y el más alto desde el segundo trimestre de 2014.

Asimismo, las ventas consolidados de Samsung Electronics sumaron 47 billones de wones (39.522 millones de euros) entre enero y marzo, lo que implica un retroceso del 10,8% con respecto al trimestre anterior y del 12,4% en relación al primer trimestre de 2014.

En el conjunto del ejercicio 2014, la compañía surcoreana obtuvo un beneficio neto de 30,47 billones de wones (25.630 millones de euros), lo que supuso un descenso del 23,2% con respecto al año anterior, mientras sus ventas sumaron 206,21 billones de wones (173.485 millones de euros), un 9,8% menos que en el ejercicio precedente.