Telefónica España ha comunicado a sus empresas colaboradoras de despliegue de red que mantiene sus actuales contratos para los próximos tres años por unos 500 millones de euros anuales, lo que supone un importe total de 1.500 millones para el periodo, sin hacer una nueva licitación, según han informado a Europa Press fuentes de la compañía.

Las fuentes han señalado que el contrato de ‘Bucle de Cliente’, que vincula a la multinacional con las contratas, es uno de los “más importantes” que tiene Telefónica en España. En concreto, este contrato emplea a más de 15.000 trabajadores en el sector de las telecomunicaciones en todas las comunidades autónomas y supone a estas empresas facturaciones por encima de los 500 millones de euros al año durante la última década.

Fuentes de la multinacional han indicado que en 2014 la compañía promovió conjuntamente con sus empresas colaboradoras la incorporación de más de 5.000 nuevos técnicos y facilitó a las empresas la formación de estos nuevos trabajadores, por unas 18.000 horas y la adquisición del equipamiento necesario con ayudas que superaron los once millones de euros.

El diario ‘Expansión’, que adelanta este lunes la noticia, indica que entre el grupo de empresas que trabajan con Telefónica para el despliegue de redes avanzadas se incluye Cobra (ACS), Elecnor, Abentel, Liteyca, Dominion, Comfica, Cotronic, Itete, Montelnor o Telecom.

Fuentes de los sindicatos consultadas por Europa Press han indicado que esta misma semana está convocada una reunión con las patronales y la empresa. En este encuentro se podría informar a los mismos de la renovación de los contratos.

La multinacional española, que advirtió de una posible desaceleración de su inversión en fibra si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) impone obligaciones mayoristas en esta red de nueva tecnología, ha decidido, no obstante, llevar a cabo una migración paulatina de los clientes de cobre a esta nueva tecnología.

Ambas actividades le garantizan a Telefónica y sus contratas un importante volumen de actividad que permitirá mantener los empleos“, ha señalado desde la compañía española, que este año pretende llevar fibra a tres millones y medio más de hogares y continuar conectando clientes a esta nueva red, con especial foco en la televisión.