El Govern enviará esta semana a representados de gobiernos extranjeros y a embajadas un informe elaborado por el Consell Assessor per la Transició Nacional (CATN) que defiende que las elecciones al Parlament del 27 de septiembre son la única forma para consultar a la ciudadanía y que critica la actitud del Gobierno central ante el proceso soberanista.

El documento, bajo el título ‘El proceso para hacer la consulta sobre el futuro político de Cataluña: un balance‘, se enviará priorizando los países de la UE y recoge el proceso seguido para “dar respuesta a la voluntad de los ciudadanos de Cataluña de ser consultados”, ha destacado el Govern en un comunicado.

El informe -centrado en el periodo entre las elecciones al Parlament de 2012 y el proceso participativo del pasado 9 de noviembre- sostiene que el proceso “se ha realizado de manera pacífica, democrática, garantizando escrupulosamente los derechos fundamentales de las personas e incluso ampliando los derechos de participación de algunos colectivos”.

Defiende que se ha desarrollado “buscando en todo momento el diálogo y el acuerdo político con el Estado español y con la voluntad manifiesta de seguir todas las vías legales existentes en el ordenamiento jurídico vigente”.

“El Estado ha negado de manera explícita la posibilidad de negociación; no ha dado ninguna oportunidad para hablar de ello, y se ha cerrado a considerar ninguna de las vías que jurídicamente habría permitido hacer una consulta acordada”, critica.