El Gobierno niega que se destine un complemento económico a los agentes de la Policía y la Guardia Civil destinados en el País Vasco y Navarra a causa de la peligrosidad por la presencia histórica de ETA en esas dos regiones, según una respuesta parlamentaria escrita a la que ha tenido acceso Europa Press.

“En ningún caso el régimen jurídico retributivo de los colectivos de la Administración General del Estado que pueden estar prestando servicios en el País Vasco contempla entre los conceptos retributivos un complemento ‘anti ETA'”, dice esta respuesta al diputado de Amaiur Jon Iñarritu, quien preguntó acerca del número de funcionarios que perciben “incentivos económicos de peligrosidad (o territorialidad) ligados a la violencia de ETA” en el País Vasco y Navarra.

El diputado abertzale acompañó esta pregunta con una batería cuestiones: “¿qué tipo de funcionarios reciben este tipo de incentivos? ¿Qué cantidad se abona a cada miembro de los diferentes colectivos? ¿Cuál es la cantidad de dinero total destinada en 2012 y 2013? ¿Desde el anuncio de fin definitivo de la violencia por parte de ETA, en 2011 se ha suprimido a algún colectivo este tipo de pluses?”.

Tras negar la existencia de ese ‘complemento anti-ETA’, el Gobierno añade en cambio que “la localización de puestos en determinados lugares, como en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla o las Islas Canarias o Baleares, dan lugar al nacimiento de la Indemnización por Residencia, otras circunstancias o características del desempeño del puesto, son igualmente retribuibles a través del complemento específico, u otros complementos”.