Talgo ha anunciado su intención de salir próximamente a cotizar en Bolsa a través de una oferta pública de venta de acciones (OPV), según informó el fabricante ferroviario.

La oferta de venta de títulos será de unos 500 millones de euros, según indicaron a Europa Press en fuentes del mercado, con lo que la compañía podría colocar en el mercado alrededor de un 40% de su capital social, un porcentaje que se concretará en función de la valoración final de la empresa.

La salida a Bolsa de Talgo sucederá a las de Aena y Saeta (filial de energías renovables de ACS), a las que en los próximos meses también podrían sumarse la de Isolux Corsán y la de Testa, filial de patrimonio de Sacyr.

El fabricante de trenes ha remitido ya el folleto de su OPV a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), para su correspondiente operación.

La compañía cuenta con el Santander, JP Morgan y Nomura Internacional como entidades coordinadoras de la operación, y con Rothschild como asesor.

En la actualidad, Talgo es 100% propiedad de Pegaso Rail International, un ‘holding’ del que Trilantic Capital Partners tiene un 63% del capital, la familia Oriol otro 20,3% y el fondo de capital riesgo MCH Private Equity, el 16,2% restante.

En el accionariado del fabricante ferroviario también está presente el empresario Juan Abelló, quien hace un par de años tomó una participación en la compañía de forma indirecta, a través de un vehículo de inversión de dichos fondos.

En un comunicado, el presidente de Talgo, Carlos de Palacio Oriol, destacó la próxima salida a Bolsa como un “paso muy importante” en la historia de más de siete décadas de la compañía, que confía “fortalecerá su posición para el crecimiento continuo y el éxito futuro”.

“Los valores y aspiraciones que la compañía ha mantenido a lo largo de todo este tiempo se mantendrán tras la salida a Bolsa”, remarcó De Palacio, que recordó que estos valores son la innovación, el liderazgo tecnológico, la responsabilidad social, la satisfacción del cliente y la fabricación de productos respetuosos con el medio ambiente.