Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha designado a seis nuevos miembros para su Consejo de Dirección, entre ellos la eurodiputada Maite Pagazaurtundua , para ocupar las vacantes dejadas durante la última semana por los críticos que abandonaron la ‘cúpula’ del partido por discrepancias con sus líneas estratégicas.

El Consejo de Dirección se reunió este lunes con varias sillas vacías dejadas durante la última semana por dirigentes que pidieron responsabilidades tras los malos resultados obtenidos en Andalucía. Durante los últimos días presentaron su dimisión los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo, el portavoz en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, y los dirigentes David Andina y Rodrigo Tena.

Estas marchas se suman a las de Ignacio Prendes –que ya fue sustituido– y la segoviana Luciana Miguel, que dimitió en noviembre pero no había trascendido hasta este mes de marzo porque no quería dañar la imagen de la formación.

UPyD ha decidido ocupar estos seis asientos vacíos con el nombramiento de Maite Pagazaurtundua, Ignasi Vidal, Humberto Rodríguez Solla, Yolanda Sánchez Moya, Emilio Guerra y Jorge Valencia. Su objetivo es afrontar con fuerza las semanas previas a las elecciones autonómicas y locales convocadas para el 24 de mayo.

Pagazaurtundua es eurodiputada y jefa de la delegación de UPyD en el Parlamento Europeo. Ocupó el segundo puesto en la candidatura presentada a las elecciones europeas, pero ascendió a la Portavocía tras la marcha de Francisco Sosa Wagner por su abierto desencuentro con la dirección, a la que acusó de utilizar métodos “autoritarios”.