IBM invertirá 3.000 millones de dólares (unos 2.800 millones de euros a tipos de cambio actual) en los próximos cuatro años en una nueva unidad de Internet de las Cosas (IoT), que se centrará en ayudar a sus clientes y socios a construir soluciones sobre una plataforma ‘cloud’ abierta.

El grupo tecnológico estadounidense ha explicado que aprovechará su “experiencia” en este área para facilitar a los clientes y socios la integración de datos de un número “sin precedentes” de fuentes IoT y otras tradicionales gracias a los nuevos servicios de datos ‘cloud’ y a las herramientas de desarrollo específicos para la industria.

Estas fuentes estarán disponibles en una plataforma abierta para proveer a los fabricantes de capacidad para diseñar y producir una nueva generación de aparatos conectados que estén mejor preparados para el IoT y para crear sistemas que mejoren la integración con los datos de las empresas, lo que permitirá adoptar mejores decisiones, ha explicado IBM.

El vicepresidente senior de IBM Analítica, Bob Picciano, ha indicado que el conocimiento del mundo crece con cada sensor y dispositivo conectado, pero con frecuencia no se toma “en cuenta”.

“IBM capacitará a los clientes y a los socios de negocio a aplicar la información obtenida de Internet de las Cosas para construir soluciones basadas en una plataforma abierta. Este es el principal foco de inversión de IBM ya que consideramos que es una oportunidad amplia y enriquecedora dónde la innovación importa”, ha añadido Picciano.

En este sentido, IBM estima que el 90% de todos los datos generados por algunos dispositivos como los teléfonos inteligentes, las tabletas o los vehículos conectados nunca se analiza ni se tiene en cuenta. Asimismo, el 60% de estos datos pierden valor unos milisegundos después de haberse generado, ha añadido la firma.