La secretaria de Coordinación Ejecutiva de Podemos, Àngela Ballester, ha aclarado este lunes que el paquete de medidas planteado la semana pasada por su formación a la candidata socialista a la Presidencia de Andalucía, Susana Díaz, no son “condiciones” ni “líneas rojas” para facilitar su investidura, sino “propuestas”, al tiempo que ha señalado que el diálogo “está abierto”.

Si la pasada semana la candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, aseguró que estos tres puntos –alguno de ellos “irrenunciable”– condicionarían la postura de su formación en el debate de investidura, el partido ha rebajado el nivel de exigencia y se ha limitado a asegurar que se trata de “propuestas” y que en función de la respuesta de los socialista, “pondrán seguir hablando”.

“Si se aceptan estas propuestas razonables se vota que sí y si no se aceptan, se vota que no”, aseguró Rodríguez el pasado jueves, tras reunirse por primera vez con la presidenta en funciones y candidata a la Presidencia de la Junta, en el marco de la ronda de contactos abierta por Díaz con todas las fuerzas políticas.

Sin embargo, al ser preguntada en numerosas ocasiones por este asunto, Ballester ha afirmado que las medidas “de sentido común” que se incluyen en el paquete, como por ejemplo, la dimisión “inmediata” de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, “no son condiciones”.  “No hemos establecido líneas rojas”, ha apostillado.

Abierto a tener una mentalidad dialogante

“No estamos poniendo condiciones, sino que ponemos sobre la mesa una serie de propuestas de sentido común. El diálogo sigue abierto. Podemos quiere entenderse con todo el mundo, pero no por sillones sino por el bien de los ciudadanos”, ha señalado.

Así, aunque ha dejado claro que Podemos no está negociando para entrar en el Gobierno Andaluz sino para conseguir sacar adelante una serie de medidas, no ha concretado cuál será su postura si Díaz sólo acepta alguna de las medidas, o propone acuerdos intermedios, y ha emplazado a la candidata socialista a dar respuesta a sus propuestas para poder seguir dialogando.

Corresponde a Susana Díaz decir qué le parecen y si las acepta y quiere posicionarse del lado de la gente o si sigue estando del lado de los privilegiados”, ha señalado la portavoz de la Ejecutiva de Podemos. “La pelota está en su tejado. Esperamos que se lo piense. Estamos abiertos al diálogo”, ha recalcado, para añadir que dependiendo de la respuesta, “podrán seguir hablando”.

En este sentido, ha insistido en que de momento no se posicionan “ni por el sí, ni por el no, ni por la abstención”. “La respuesta no la tiene que dar Podemos sino Susana Díaz. No puede quedarse en silencio ante unas propuestas que cuentan con el apoyo de los andaluces. Tendrá que dar respuesta y a partir de ahí, seguiremos hablando”, ha reiterado.