La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha propuesto reducir los precios del servicios de banda ancha mayorista NEBA (antes conocido como acceso indirecto) que Telefónica cobra a sus rivales, con el fin de adaptarse a la nueva demanda del usuario final y al mayor consumo de datos que conlleva el uso de fibra óptica y de las ofertas de televisión.

En concreto, la CNMC propone rebajar un 44,6% el precio por capacidad contratada en cada PAI (Punto de Acceso Indirecto) del NEBA. Así, el precio por capacidad pasaría a ser 8,07 euros por megabits por segundo (mbps), frente al 14,56 euros por mbps anteriores, según indica la CNMC con motivo de la apertura de su consulta pública.

Los servicios de acceso indirecto son aquellos a través de los cuales los alternativos se conectan a la red de Telefónica en distintos puntos para ofrecer servicios de banda ancha a nivel nacional y no limitados al área de cobertura de la central telefónica.

En el servicio NEBA, Telefónica factura a los alternativos una cuota mensual fija por acceso de 19,93 euros para la fibra y de 15,08 euros para el cobre, además de una cuota variable por mega de capacidad reservada en el punto de conexión a la red de Telefónica (Punto de Acceso Indirecto PAI).

El operador debe calcular la capacidad que necesita reservar para cursar el tráfico de sus usuarios en cada PAI a tenor de la potencial demanda de estos. La cuota por capacidad puede suponer aproximadamente el 25% del coste total por usuario.

Para ello, la Dirección de Telecomunicaciones y del Sector Audiovisual de la CNMC ha acordado abrir una consulta pública sobre la revisión del precio de la capacidad en PAI del servicio de banda ancha mayorista NEBA.