El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Marín , ha advertido este lunes a la líder de UPyD, Rosa Díez, que “los personalismos no son buenos” y que los dos partidos “podrían haber sumado mucho” si ésta no hubiera dejado “pasar el tren” de alcanzar un acuerdo con el partido que lidera Albert Rivera.

En una entrevista en Radio Nacional, recogida por Europa Press, Marín ha dicho que los resultados de UPyD en Andalucía “parecen indicar” que Díez se equivocó al no pactar con Ciudadanos, que “siguió adelante con su proyecto porque Diez pensó que no eran las circunstancias y que no era para sumar”. “Le oí decir que eran proyectos diferentes y en cierto modo es verdad, en algunos planteamientos sí, pero en otros son muy coincidentes”, ha añadido.

Tras advertir de que “los personalismos no son buenos”, ha previsto que si ambas formaciones hubieran ido juntas a las elecciones andaluzas habrían obtenido un “buen resultado” y sobre la situación del partido ‘magenta’ ha dicho que “ahora tienen una nueva prueba en las municipales” y ha previsto que tras ellas “tomarán una nueva decisión

“Al tren de Ciudadanos no se quisieron sumar pese a que no imponíamos absolutamente nada sino diálogo y establecer por primarias la elección de los representantes”, ha lamentado el candidato andaluz que ha dado la “bienvenida” a quienes aún quieran unirse a su formación.

En ese sentido, ha hecho alusión a las declaraciones del diputado Toni Cantó y a quienes pretenden “plantear otra vez esa incorporación” y tras indicar que “es una cuestión interna de UPyD solucionar sus problemas”, ha dicho que “muchos militantes” se están sumando al proyecto de Ciudadanos.

Susana Díaz. Juan Marín también ha reclamado a la presidenta de la Junta de Andalucía en funciones y candidata a la reelección, Susana Díaz, “diálogo” y “voluntad para solucionar los problemas” y sobre la petición de ésta de altura de miras con la gobernabilidad en Andalucía, ha advertido de que “la responsabilidad es de todos” y que no le dará “un cheque en blanco” en forma de abstención o de apoyo en su investidura para “hacer lo mismo”.