La defensa del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas señala en un recurso que los responsables de que no se tributaran ante Hacienda las donaciones recibidas en 2008, último año recogido en su contabilidad B que no habría prescrito, eran los “administradores o legales representantes” de la organización y no el antiguo responsable de las finanzas ‘populares’.

Los administradores o legales representantes del PP son aquellos en los que el Congreso Nacional del PP otorga los poderes generales y habilitaciones especiales con carácter indistinto y solidario, con las más amplias competencias para la administración, disposición y representación de los bienes e intereses del partido y para la comparecencia con plenas facultades ante todos los organismos de la Administración pública”, señala el escrito.

Aunque no se les menciona por sus nombres, la investigación abarca las épocas en las que estuvieron al frente del partido, en calidad de secretarios generales, Francisco Álvarez-Cascos (1989-1999), Javier Arenas (1999-2003), Mariano Rajoy (2003-2004), Ángel Acebes (2004-2008) y María Dolores de Cospedal (desde 2008 hasta el presente).

El recurso fue presentado por el abogado del extesorero, Francisco Maroto, contra la decisión del juez Ruz de juzgar al antiguo responsable de las finanzas ‘populares’ y otras cinco personas por la ‘caja B’ del partido, que existió al menos entre 1990 y 2008. Su defensa argumenta que Bárcenas “no fue responsable ni lo ha sido nunca de la elaboración y conformación de las liquidaciones practicadas por el PP ante la Agencia Tributaria”.