El Consejo Político de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) no podrá someter a votación en su reunión de este sábado la exigencia de responsabilidades a la dirección del partido ni a su portavoz, Rosa Díez, según han recalcado fuentes de la cúpula de la formación ‘magenta’ a Europa Press.

Los estatutos de UPyD sí contemplan la posibilidad de presentar una moción de censura en el máximo órgano del partido entre congresos, pero para hacerlo debe ser notificada con tiempo y debatida en una sesión convocada al efecto.

No es el caso del Consejo Político de este sábado, según insiste la dirección del partido, que ha sido convocado para debatir sobre “la estrategia del partido de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán el 24 de mayo”, además de aprobar los programas electorales y analizar la situación política.

Según defiende la dirección, la formulación de una moción de censura solicitada por el militante Miguel Ángel Quintana, y apoyada por la federación de Aragón, no cumple estos requisitos y así se lo ha trasladado en un intercambio de correos electrónicos mantenido durante los últimos días, a los que ha tenido acceso Europa Press.

Quintana se dirigió a la secretaría de Organización de la formación el pasado martes solicitando la inclusión en el orden del día de la votación de una moción de censura “ante la urgencia de los acontecimientos recientes”, una opción que fue rechazada por la dirección justificando que no está contemplada en los estatutos.

Sin embargo, el afiliado salmantino, candidato a las Cortes de Castilla y León por la provincial de Salamanca en 2011 y al Senado por la misma provincia en 2008, ha insistido en su petición defendiendo la capacidad de cualquier miembro del Consejo Político para introducir asuntos en el orden del día “como es lógico en cualquier órgano democrático”.

Pero los estatutos de UPyD, en otro punto, no permiten que esos asuntos de última hora se refieran a “cuestiones de organización interna y régimen de funcionamiento del partido”, como sería el caso de una petición para destituir a la dirección.

Lo que sí someterá a votación el Consejo Político será una resolución sobre su estrategia electoral para los comicios de mayo, en pleno debate sobre la necesidad de retomar las conversaciones con Ciudadanos para posibles acuerdos o alianzas.