La dirección de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha propuesto posponer hasta después de las elecciones autonómicas y municipales del mes de mayo el debate sobre “todos los cambios que sean necesarios” en la formación para mejorar su “acción política y funcionamiento”, según un borrador de la resolución que tiene previsto presentar este sábado ante el Consejo Político del partido, al que ha tenido acceso Europa Press.

Ante la crisis abierta en la formación ‘magenta’ por el mal resultado electoral obtenido en Andalucía, la dirección del partido ha remitido a los miembros del Consejo Político un documento en el que propone la celebración de una Conferencia Política después de los comicios de mayo.

En el texto, reconoce “numerosos errores de táctica política y de comunicación” que les han impedido “aprovechar a fondo” el “éxito” de sus ideas. “No hemos conseguido que la mayoría de la ciudadanía conozca las propuestas y actividad de UPyD en las instituciones ni el acierto de nuestras alternativas políticas”, asume.

El objetivo es resolver los problemas

También admite que el partido no ha sido capaz de transmitir que, más allá de su portavoz, Rosa Díez, cuenta con “un equipo preparado” de personas “comprometidas con el proyecto”. “Los problemas y defectos de funcionamiento, comunicación, imagen y táctica pueden y deben resolverse, pero sin sacrificar nuestros objetivos ni la estrategia para conseguirlos”, defiende.

Por ello, apuesta por posponer el debate hasta después de las elecciones municipales y autonómicas, a las que además aboga por presentarse “manteniendo la autonomía política de UPyD respecto a cualquier otro partido, coalición u operación política”.