Los mensajes ofensivos publicados en twitter esta semana contra las víctimas del accidente aéreo han reabierto el debate sobre el modo de combatir este tipo de uso de las redes sociales e Internet sin que por el momento las autoridades hayan logrado fijar un criterio claro.

A lo largo del último año se han sucedido diversas respuestas políticas, policiales y judiciales en función de los mensajes vejatorios o directamente enaltecedores de conductas delictivas.

En abril del año pasado la Guardia Civil llevó a cabo la denominada ‘operación Araña’ en la que fueron detenidas 21 personas acusadas de realizar enaltecimiento del terrorismo en la red. En sus tuits, recogidos por Europa Press, decían cosas como “vuestros muertos son nuestra alegría y nuestra diversión”; “Gora ETA. Muerte al @PPopular y larga vida al terrorismo” o “Lástima que no haya ETA para que seas la nueva Irene Villa”.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció el 14 de mayo en los pasillos del Congreso que su Departamento y el Ministerio del Justicia que entonces dirigía Alberto Ruiz Gallardón estaban estudiando conjuntamente la manera de “poner coto” a expresiones que, a su juicio, incitan al odio o hacen apología del delito. El ministro hizo esas declaraciones en relación a los comentarios degradantes que se habían vertido en las redes tras el asesinato de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco.

Matizaciones de por medio

Tan sólo dos días después de aquel anuncio de Fernández Díaz, desde la mesa del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría puntualizaba que la ley actual vigente ya da respuesta a los insultos y la apología del delito en las redes sociales. A su entender, una acción como los comentarios difundidos tras la muerte de Isabel Carrasco pueden ser delito, independientemente del medio que use para difundirlos.

De hecho fueron varios los detenidos por estos comentarios. Dos de ellos en Valencia por publicar comentarios del estilo “aixina es faa ostia!!” (así se hace, hostia) o “a matarlos a tots!!!!” (A matarlos a todos) o Mes tirs al cap d PPeros!! (Más tiros en la cabeza de los PPeros). Otro fue detenido en Jerez de la Frontera por publicar en Youtube una canción compuesta por él en la que pedía la muerte de otros políticos corruptos.

Según informaron a Europa Press fuentes policiales, al detenido en Jerez se le acusaba de haber infringido los artículos 578 y 579.2 del Código Penal, ambos encuadrados en el ‘Capítulo VII. De las organizaciones y grupos terroristas y de los delitos de terrorismo’.