El Gobierno ha contabilizado 49 víctimas españolas en el accidente aéreo ocurrido en los Alpes franceses este martes a partir de los datos facilitados por los familiares y cotejados con la lista de pasajeros aportada por la aerolínea, Germanwings. Así lo ha adelantado el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en una comparecencia de prensa en el Palacio de la Moncloa tras la segunda reunión del gabinete de crisis del Gobierno, presidida por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Tras afirmar que esa cifra de 49 víctimas -con nombres, apellidos, DNI y persona de contacto– será “muy cercana a la definitiva”, ha dicho que de momento es “provisional”.

Según ha explicado, los familiares se han ido poniendo en contacto con el dispositivo conjunto de la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra establecido en Barcelona, de donde despegó el avión con destino a la ciudad alemana de Düsseldorf, para la identificación de los pasajeros. Esto ha permitido tener datos personales de las víctimas que han sido cotejados con los datos de la lista de pasajeros. Puesto que este proceso también se está realizando en Düsseldorf, Martínez ha indicado que luego habrá que cruzar la información recabada en ambos lugares para conocer la totalidad de los pasajeros del vuelo, algo que prevé que se conseguirá en “un tiempo razonable”.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este miércoles el Real Decreto por el que se declaran tres días de luto oficial con motivo del accidente aéreo acaecido en los Alpes franceses, “como testimonio de dolor de la Nación española ante el fallecimiento de numerosas personas. El luto comenzó a las cero horas del día 25 y durará hasta las 24 horas del día 27 de marzo. Durante ese periodo la Bandera Nacional ondeará a media asta en todos los edificios públicos y buques de la Armada.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, los  secretarios de Estado José Luis Ayllón (Relaciones con las Cortes), Francisco Martínez (Seguridad) e Iñigo Méndez de Vigo (Unión Europea), el embajador alemán en España, Peter Tempel y un encargado de negocio de la Embajada francesa guardaron un minuto de silencio en el Palacio de la Moncloa por las 150 víctimas mortales del accidente.

El Congreso de los Diputados suspendió su sesión plenaria del miércoles y diputados y senadores guardaron un minuto de silencio, los primeros ante la Puerta de los Leones, con el presidente Jesús Posada al frente y con la presencia de los miembros de los distintos grupos parlamentarios encabezados por Rafael Hernando (PP), Antonio Hernando (PSOE), Cayo Lara (Izquierda Plural), Josep Antoni Duran i Lleida (CiU) y Aitor Esteban (PNV). El Senado hizo lo propio en la Plaza de la Marina Española, con la participación de la Mesa, los portavoces y todos los senadores que asisten al pleno, así como los trabajadores de la institución.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, encabezó la delegación del Partido Popular que guardó un minuto de silencio en la sede de la formación en solidaridad con las víctimas del accidente aéreo. También el PSOE guardó un minuto de silencio en la puerta de su sede de Ferraz, con presencia de su secretario general, Pedro Sánchez. Los integrantes de los tribunales Constitucional y Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) también homenajearon a las víctimas con un minuto de silencio.

Entretanto, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó el miercóles por la mañana a la zona del accidente del avión, donde le esperaban el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, informó de que la caja negra encontrada del avión Airbus A320 de Germanwings es el registrador de voces en cabina (CVR), el dispositivo que graba las voces y el sonido ambiente en cabina en los últimos minutos de vuelo, y que, aunque está “dañada”, será “posible” recuperar sus elementos “para poder analizarla en las próximas horas”.