El Ministerio de Fomento prevé lanzar el próximo mes de mayo el concurso público por el que elegirá a la primera compañía privada que romperá el monopolio de Renfe en tráfico de viajeros en tren, según indicó el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño.

El Ministerio de Fomento prevé lanzar el próximo mes de mayo el concurso público por el que elegirá a la primera compañía privada que romperá el monopolio de Renfe en tráfico de viajeros en tren, según indicó el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño.

Fomento calcula que en el último trimestre de este año se habrá seleccionado al primer operador ferroviario privado, que tendrá un plazo máximo de seis meses para comenzar a prestar servicio en competencia con la compañía pública.

En virtud del modelo de liberalización del transporte de pasajeros en tren diseñado por el Gobierno, la apertura de este sector a la competencia será gradual y progresiva.

De esta forma, en esta primera fase, de siete años, sólo se elegirá a un único operador privado que sólo competirá con Renfe en una línea, en el Corredor AVE a Levante.

Por el momento, según ha informado Europa Press, Fomento ha enviado este mismo martes los pliegos del concurso público para elegir al operador al Consejo de Estado, que los “tramitará por el procedimiento de urgencia”, con lo que estima que este organismo resuelva su preceptivo informe en un mes.

“Inmediatamente después se aprobarán los pliegos y se lanzará el concurso con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), previsiblemente en el mes de mayo”, explicó el alto cargo de Fomento en una jornada sobre el sector organizada por ‘Expansión’ en colaboración con KPMG, Alsa y Alstom.

El proceso de elección del primer operador con ‘titulo habilitante’ para entrar en el sector ferroviario se resolverá en unos tres meses, con lo que estará elegido en el último trimestre del año. La empresa contará con un plazo de seis meses para comenzar a operar.

Un total de 27 empresas privadas cuentan ya con licencia ferroviaria, de las que nueve tiene autorización para realizar tráficos de viajeros y mercancías, y otras cinco sólo para viajeros, según indicó la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Entre ellas, figuran las constructoras ACS, Acciona, Ferrovial y Comsa, las compañías de transporte en autobús Alsa e Interbús, el grupo Planeta, a través de su sociedad Veloi Rail, el grupo Globalia y la firma andaluza Eco Rail.