Pronostica una Cámara con cuatro partidos que tendrán entre el 15% y el 30% de los escaños

El ex presidente Felipe González ha vuelto a decir esta mañana en la Cadena Ser que se aburre, aunque esta vez es por escuchar las explicaciones de los partidos políticos sobre los resultados de las elecciones andaluzas. La expresión empieza a parecer una muletilla. González levantó polémica el año pasado al declarar que se aburría como consejero de Gas Natural-Fenosa, puesto por el que cobró 127.000 euros en 2014. En esta ocasión, el motivo de su tedio está en las declaraciones sobre los resultados electorales. Le aburren tanto las del PP, que tan pronto dice que el Gobierno desgasta como argumenta que estar en el poder es una ventaja de cara a las citas electorales; como aquellas que hablan de una pérdida de 24 escaños sufrida por los “partidos clásicos” en Andalucía.

En su opinión, esta última es una manipulación de la realidad porque el PSOE ha mantenido los que tenía (47). Para González estos análisis demuestran que no se está observando lo que ocurre. El mensaje de lo que quieren los ciudadanos reflejado en las elecciones andaluzas, las primeras de un año plagado de citas electorales, le lleva a pronosticar “un Parlamento español a la italiana desde el próximo año en el que probablemente habrá cuatro partidos que tendrán entre el 15% y el 30% de los votos”, lo que le preocupa desde el punto de vista de la gobernabilidad.

“Una de las características de la situación política en España es que todo parece estar en un estado líquido. Las bases de la solidez se están removiendo a pesar del triunfo de Susana Díaz”, ha comentado. Para González, el PP viró a la derecha para mimar a esa parte de su electorado por la convicción de que el PSOE no estaba en condiciones de disputar el centro del tablero político, dada la necesidad de recuperar a su electorado más de izquierdas. El error de los populares, según González, fue dejar libre un espacio que ha empezado a ocupar Ciudadanos. Por otra parte, aunque el resultado en Andalucía de Podemos ha sido “menor del esperado”, González reconoce que es un buen resultado y supone un cambio “sin paliativos”.

Venezuela

Felipe González ha vuelto estos días a encender el foco sobre sus pasos al ofrecerse a dar asistencia jurídica a los opositores políticos encarcelados por el régimen opresor de Nicolás Maduro en Venezuela. González, que prestará asistencia jurídica técnica a los defensores de Ledesma y López, no quiso contestar a la periodista Pepa Bueno sobre si había una doble vara de medir basada en intereses económicos que hace que se ponga atención a la represión en Venezuela y no en otros países como Chian o Arabia Saudí.