El Partido Popular ha admitido en un argumentario interno que tienen que escuchar el mensaje que les han trasladado los andaluces, unos comicios en los que el PP perdió 500.000 votos y pasó de 50 a 33 escaños, cosechando su peor resultado en 25 años.

“Los andaluces nos han transmitido un mensaje y tenemos la responsabilidad de escucharlo. Los andaluces han votado por un Parlamento más fragmentado y plural, sin mayoría absoluta, en el que debemos ser capaces de dialogar y escuchar en beneficio de todos”, señala textualmente.

Así lo recoge un argumentario que se envío a los cargos del PP antes del Comité Ejecutivo Nacional celebrado este lunes, una cita en la que algunos cargos del partido consultados por Europa Press echan en falta más autocrítica y que no se haya analizado si hay que cambiar de estrategia para llegar al electorado y evitar la pérdida de más votos.

Las mismas fuentes consideran que el batacazo andaluz es un “toque de atención muy serio” para las elecciones municipales y autonómicas que se celebran dentro de dos meses y añaden que si no toman medidas y “reaccionan”, Ciudadanos va a seguir robándoles electores.

Según las fuentes consultadas, los comicios andaluces han puesto de manifiesto que partidos sin apenas estructura, como Podemos o Ciudadanos, han llegado a mucha gente con sus mensajes. “Ciudadanos ha sabido seducir e ilusionar, y nosotros necesitamos conectar con la gente  utilizando los nuevos canales que abren las redes sociales”, señala un parlamentario ‘popular’.

En el argumentario interno de este martes, al que ha tenido acceso Europa Press, el PP pone el acento ya en las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo. “Ahora es el momento de marcarse objetivos realistas e involucrar a todos en la recuperación económica”, subraya, para añadir que la “prioridad es alcanzar la cifra de 20 millones de personas trabajando”.