El portavoz del comité de campaña del PP y diputado del Grupo Popular, Pablo Casado, ha admitido que el resultado que ha cosechado su formación en Andalucía no es el que esperaban, pero ha puesto el acento en la idea de que el PSOE y el PP siguen “aglutinando más del 70 por ciento de los votos” y siguen siendo los dos “principales partidos”, en alusión al final del bipartidismo que pronosticaban las encuestas.

“El resultado no es el que esperábamos, pero el candidato ha hecho una buena campaña y como ha dicho está a la disposición de todos para seguir trabajando”, declaró Pablo Casado en la rueda de prensa de la sede central del PP de la calle Génova, en la que fue la primera y única valoración oficial de la dirección nacional del PP a lo largo de toda la noche electoral. En todo caso, el resultado ha sido “mejor” que el de las europeas de hace un año en esta comunidad y “mejor” de lo que pronosticaban algunas encuestas, citado por Europa Press.

En todo caso, Casado advirtió este lunes, ya asumida plenamente el descalabro, que su partido “no facilitará la gobernabilidad” de la candidata socialista y ganadora de las elecciones de este domingo, Susana Díaz, a la que el “objetivo por el que convocó las elecciones no le ha salido bien”, aun admitiendo, en sendas entrevistas en Televisión Española y Antena 3, que el apoyo para la investidura es algo que “corresponde” decidir al presidente del PP-A, Juanma Moreno. El propio Moreno lamentó que su formación no haya logrado el resultado “esperado” en las elecciones, si bien se mostró convencido de que el cambio llegará a la Comunidad “más pronto que tarde”.