Un grupo reducido de preferentistas de Caja Madrid ha perseguido al ex alcalde del municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda (PP) al grito de “chorizo, cerdo y ladrón” cuando ha salido de la Audiencia Nacional tras recibir en persona el auto de apertura del juicio por la primera época de la trama Gürtel, que se desarrolló desde 1999 hasta 2005 y por la que se deberá sentar en el banquillo de los acusados.

Los afectados por la compra de participaciones preferentes de la caja madrileña han increpado a Sepúlveda, ex marido de la que fuera ministra de Sanidad y considerada partícipe a título lucrativo de la trama Ana Mato, a su paso por la esquina de Prim con Conde de Xiquena.

Los congregados, que portaban pancartas contra la gestión de la entidad y ristras de chorizos de trapo, han perseguido a lo largo de unos cien metros a Sepúlveda hasta que se ha subido a un pequeño utilitario, de marca Volkswagen, en la calle Almirante. Poco después han golpeado el coche cuando se ha parado en un semáforo en rojo mientras que, en el interior del turismo, Sepúlveda presenciaba visiblemente nervioso la escena.

El juez Ruz ha dado un plazo de una semana, que vence este viernes, a los 40 acusados en el juicio por la primera época de la trama presuntamente liderada por Francisco Correa y a los partícipes a título lucrativo, entre ellos el PP y Ana Mato, para recibir personalmente el auto dictado el pasado jueves.

Ruz considera partícipes a título lucrativo a la exministra de Sanidad Ana Mato, para la que fija una fianza de 28.467 euros, y al PP, que tendrá que afrontar una caución de 245.000 euros por los delitos que presuntamente cometieron los exalcaldes de Majadahonda Guillermo Ortega y Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda. Entre los acusados se encuentran, los ex tesoreros ‘populares’ Luis Bárcenas, Álvaro Lapuerta y Ángel Sanchís.