El Rey ha expresado hoy ante el cuerpo diplomático acreditado en España su “rechazo y desprecio al terrorismo” y ha lanzado un mensaje de esperanza “a pesar de la barbarie”, al advertir de que, frente al fanatismo, sólo cabe como respuesta “la fuerza implacable de la razón ejercida en libertad”.

Felipe VI, acompañado de la Reina Letizia, ha ofrecido su primera recepción al cuerpo diplomático, un acto solemne celebrado en el Palacio Real donde ha constatado que España, tras cinco meses consecutivos de crecimiento, “ha salido de la recesión y ha empezado a crear empleo” con “gran esfuerzo de la sociedad española”.