El Real Jardín Botánico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se ha convertido en el quinto museo nacional más visitado en 2014, cuando ha alcanzado una cifra de 417.738 visitas, lo que supone un aumento de 42.479 personas, un 11 por ciento más, que el año anterior.

   Según los datos de la institución, los meses de mayor afluencia al jardín fueron abril y mayo, que sumaron 68.407 visitas y el grupo más numeroso fue el de los estudiantes, que encabezan un año más los grupo de visitantes que optan por actividades educativas y talleres.

   En concreto, abril ha sido, además, uno de los mejores meses en visitas de la última década, solo superado por el mes de mayo de 2009 cuando se sobrepasaron los 70.000 visitantes.

   Según el Jardín, otros dos meses con una alta afluencia de visitantes fueron los meses de junio, en la antesala del verano, que también tuvo un notable número de visitas, y octubre, con la llegada del otoño, la segunda estación preferida por los visitantes del Real Jardín Botánico tras la primavera.

PANTALONES Y LOS TULIPANES, LOS PREFERIDOS

   Además de las actividades que anualmente organiza el Jardín, la visita a la plantación de tulipanes, que brotaron en los primeros días del mes de abril, y al olmo Pantalones, al conocerse en octubre que padecía grafiosis, fueron dos de los principales atractivos para los visitantes.

   En los porcentajes de acceso al Jardín, un 46 por ciento adquirió la entrada normal, un 40 por ciento de los visitantes accedieron gratuitamente a través de algunas de sus modalidades, y un 14 por ciento compró la entrada reducida.

   Ubicado en la denominada “milla cultural” de Madrid, el Real Jardín Botánico está situado entre los cinco museos nacionales con mayor número de visitantes y también uno de los que ha registrado en 2014 un mayor incremento de visitas.

   Tras dos años, en los que se bajó de los 400.000 visitantes, el Real Jardín Botánico volvió a superar el pasado año esa cifra. 2009, con un número de visitantes superior a los 485.000 se sitúa por ahora como el año de mayor afluencia al Botánico.