El PP recuerda a los grupos que “todos” son “corresponsables por acción u omisión” en la quiebra del proyecto

Todos los grupos de la oposición en el Congreso rechazan la decisión del Gobierno de indemnizar con 1.350 millones de euros a Escal UGS, la empresa concesionaria de la explotación del almacenamiento subterráneo de gas Castor, al considerar que ese coste no debería repercutirse en los consumidores y que la cantidad es demasiado elevada, por lo que exigen una quita.

Así se lo han hecho saber al ministro de Industria, José Manuel Soria, durante el debate en el Pleno de la Cámara Baja de la convalidación del decreto ley de Medidas urgentes en relación con el sistema gasista y la titularidad de centrales nucleares.

El portavoz socialista de Energía, José Segura, ha utilizado el turno en contra para recordar al ministro que el proyecto Castor no se inició con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sino con el de José María Aznar, si bien ha reconocido que el PSOE tiene “corresponsabilidades políticas” por las decisiones que se tomaron entre 2004 y 2011.

En cualquier caso, ha señalado que las instalaciones nunca han llegado a ser “entregadas de forma definitiva” por lo que la cláusula de indemnización no es aplicable, lo que da lugar a la negociación de una quita para que la empresa se haga “corresponsable” de la situación, sobre todo por la “hiperinflación” sufrida por los costes del proyecto.

“El Estado no debería asumir sin más el coste íntegro (de la hibernación). El sistema concesional no implica que el concesionario no asume riesgo alguno”, opina, rechazando además que la indemnización se pague en tan poco tiempo y que no se haya planteado “un esquema de reparto más equilibrado del coste entre concesionario y consumidores”.